Skip to content

Lomography

junio 5, 2011

Cuando Mathias y Wolfgang llegaron a Praga con su viaje interrail, se toparon con unas cámaras soviéticas que les cambiaron la vida. Compraron todas las que había en aquel momento y las introdujeron en Viena, donde triunfaron entre sus amigos y se extendió la demanda como la espuma.

Las cámaras análogicas se enfrentaban al disparo digital ¿qué era lo que las hacía tan atractivas?

Su estética algo dura, una cámara creada para usos también duros: militares y que ahora han pasado a formar parte del arte contemporáneo.

Un arte pop, un arte que prima la improvisación, que nos dá una foto emocional, una foto con alma dentro.

Aunque confieso que lo que me impactó fué la saturación de color en las imágenes tan cercano a la pintura.

Diana, la LC-A, la Action Sampler o la Fish eye son algunas de las que tenemos en MASPAPELES, una cámara que no capta las sonrisas: las provoca!

Lomography

One Comment leave one →
  1. octubre 12, 2011 2:07 pm

    cuánto valen las cámaras?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: